ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

DESCUBRE LA DISCIPLINA POSITIVA

DESCUBRE LA DISCIPLINA POSITIVA  Disciplina Positiva no es un método de crianza, es una filosofía de vida basada en los estudios de los Doctores Alfred Adler y el Rudolf Dreikurs, quienes comprendieron la importancia de tratar a todas las personas con dignidad y respeto, incluyendo a los niños. Lynn Lott y Jane Nelsen inspiradas por estas maravillosas enseñanzas, deciden compartirla con todos los padres y maestros del mundo y crean Disciplina Positiva con el lanzamiento de su primer libro en 1981.

Disciplina Positiva aplicada en casa o en el aula sirve para desarrollar relaciones sanas basadas en el amor y el respeto mutuo que promueven una convivencia familiar exitosa y además:

– Propicia una relación de amor y respeto
– Previene y corrige malas conductas
– Ayuda a los niños a sentirse conectados
– Establece firmeza y amabilidad al mismo tiempo
– Logra efectividad a largo plazo
– Enseña habilidades sociales y de vida
– Invita a los niños a descubrir sus capacidades
– Se enfoca en soluciones y no en castigos
– Toma los errores como oportunidades de aprendizaje
– Enseña a enfrentar y resolver problemas
– Hace niño/as más amorosos, sociables y cooperativos
– Te ayuda a disfrutar ser madre y/o padre!

Si lo piensas bien, los adultos cuándo hacemos mejor las cosas, ¿cuándo nos sentimos presionados e incomprendidos, o cuando la confianza que nos brinda otra persona nos motiva a hacer bien las cosas?

En muchas ocasiones el comportamiento de nuestros niños nos irrita y es difícil no recurrir al castigo con el deseo de vengarnos y obtener una lección, pero es obvio que esta medida disciplinaria resulta ineficaz y acaba creando rebeldía.

Por lo tanto, dado que los niños cuando están alterados son incapaces de razonar, es conveniente que les enseñemos a tranquilizarse antes de corregir la conducta no deseada.

Por disciplina positiva se entiende la doctrina o la enseñanza que ayuda a entender la conducta inadecuada de los niños o adolescentes, promueve actitudes positivas hacia ellos y les enseña a tener buena conducta, responsabilidad y destrezas interpersonales por medio del uso de los principios de generosidad, estímulo y respeto mutuo. La disciplina positiva brinda a los padres y maestros las herramientas para guiar a los niños en forma positiva y efectiva.

Esta forma de educar es importante poder acercarla tanto ámbito familiar como al escolar:

Existen pocos estudios comparativos sobre las escuelas que utilizan Disciplina Positiva con escuelas que utilizan otros programas de disciplina. Sin embargo, estudios acerca de la implementación de técnicas de Disciplina Positiva demuestran que las herramientas de la Disciplina Positiva producen resultados significativos. Un estudio de la implementación de reuniones grupales en toda una escuela primaria de bajos recursos en Sacramento en un periodo de 4 años reveló que las suspensiones se redujeron en número (de 64 a 4 anuales), el vandalismo disminuyó (de 24 a 2 sucesos) y los maestros reportaron mejoras en la atmósfera del salón de clases, en el comportamiento, las actitudes y el desempeño académico.

Pero entonces qué estrategias defiende la Disciplina Positiva? Cuando hay Disciplina Positiva hay libertad con orden, opciones limitadas, respeto mutuo, gentileza y firmeza al mismo tiempo, se entienden las metas equivocadas de los niños, los errores se ven como oportunidades para aprender, se incentiva la cooperación en vez de la competencia, hay interés social, se hacen reuniones familiares, se involucra a los niños en la solución de los problemas, y hay motivación.

Para las personas que creen que a través de las luchas de poder, los castigos, los enfados, las voces, … no conseguimos ningún objetivo educativo. No se persigue aprender, recapacitar y enseñar buenas habilidades para la vida. Por que hay otra forma de educar, la Disciplina Positiva se adentra en ellos.

Share this post
  , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =