ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

Son sus obligaciones, es su responsabilidad

Son sus obligaciones, es su responsabilidad

Aun impera la idea de que para conseguir que un niño/a haga algo se le debe de imponer, se le debe de exigir algo por que es lo que le toca.

Sin embargo cambia de enfoque, ofrece a tu hijo/a o a tu alumno/a la posibilidad de aprender habilidades, no le impongas lo que debe hacer porque “son sus obligaciones”, porque “es su responsabilidad”.

Escucho muchas veces el típico sermón. “igual que yo tengo que ir a trabajar y no me apetece nada, tu debes ir al colegio”, o “igual que yo vengo al colegio a trabajar tu responsabilidad es hacer los deberes”. Creemos que haciendo esto estamos siendo firmes, e imponiendo un límite coherente, pero ¿Estamos consiguiendo algo además de frustrar, enfadar y negarse a trabajar al niño?

Párate a pensar en ello, si a ti te lo dijeran tu opinión sería: ”que estupendo es mi profesor que me hace ver con claridad mis responsabilidades, ahora mismo me pongo a trabajar con ilusión”.

Claro que hay aprendizajes que el niño tiene que aprender: el esfuerzo, la responsabilidad, los compromisos, los deberes como personas… pero si yo lo impongo no estoy consiguiendo una aprendizaje de ello, no te engañes, lo que quieres conseguir lo pierdes con estos métodos.

No es ser permisivo buscar otras estrategias donde nadie pierda, donde tanto tu como el alumno/a podáis trabajar mediante estrategias colaborativas, asertivas y empáticas. Veamos algunas:

  • Empatiza con su situación y emociones: “entiendo que no te apetezca nada hacer los problemas de cálculo mental”
  • Ofrece opciones limitadas: hay estos dos ejercicios que deberíamos practicar escoge cual de los dos hacemos hoy.
  • Llega a acuerdos, negocia: Esta ficha se tiene que entregar esta semana, ¿qué idea tienes para entregarla a tiempo?. Esta semana veremos como solucionar problemas de áreas y perímetros, ¿cuántos ejercicios creéis que serían los adecuados para practicarlo durante esta semana?
  • Realiza preguntas, no impongas: ¿Cómo podemos hacer para practicar estos ejercicios de regla de tres, qué idea tenéis?
  • Escucha sus razones, no des cosas por sentado: ¿Qué está ocurriendo para que no realices la tarea: no la entiendes, no te apetece, lo ves difícil?
  • Busca soluciones: Observo que no traes la tarea hecha y te distraes, cuéntame como podemos solucionarlo, que idea tienes para poder ponerte al día, si te parece pensamos en opciones y mañana al recreo buscamos conjuntamente soluciones.

Date cuenta que cuando somos firmes (sabemos lo que han de saber, que tenemos que practicar y lo haremos) pero amables a la vez (escucho, empatizo, buscamos soluciones conjuntas…) no estamos siendo permisivos sino estamos consiguiendo fomentar la colaboración y enseñar habilidades de vida, formando seres humanos con opinión, juicio y comprometidos con lo que se acuerda.

Pero si durante este proceso me olvido de lo que yo quería obtener, pierdo mi objetivo, me dejo dominar por los demás y sus decisiones, estaré dejando de tener ambos pies en firme debilitando el proceso y el aprendizaje que quiero obtener con ello.

Practica la disciplina positiva, se firme y amable a la vez.

Irene Iglesias Ruiz
Pedagoga

Share this post
  , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =