ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

Respuestas caso práctico 3

El bebé distingue a sus padres o figuras de referencia al nacer por el oído, ya que durante su vida intrauterina escuchó estímulos auditivos y los puede discriminar, y por el olfato, distingue el olor corporal característico de las personas que más tiempo pasan con él. Pero durante los seis primeros meses no muestra preferencia por determinadas personas, queriendo estar con aquellas que le muestran afecto, cariño y atención. El motivo es sencillo: el bebé aún no ha desarrollado el vínculo del apego, por este motivo cuando un bebé ingresa en la escuela infantil a los 4-5 meses si está con una persona que le da lo que necesita no muestra rechazo ni angustia.

Lo que ésta bebé hace es una reacción normal y típica durante los primeros meses de vida.

A los padres además de explicarles estos momentos evolutivos por los que pasa emocionalmente el bebé, para que entienda porque actúa así, se le debe indicar que entre las 6 semanas y los 6–8 meses y a medida que el pequeño madura la capacidad visual, puede discriminar entre las diferentes personas de su entorno, observándose una diferenciación en la conducta que realiza hacia la persona que le cuida. En ese momento evolutivo el bebe no sólo diferencia entre personas familiares y desconocidos sino que también diferencia entre distintas personas familiares, estableciendo así una preferencia de unas personas sobre otras. Será en estos meses cuando el bebe esté desarrollando su vínculo del apego que lo formalizará a partir de los 8 meses, en esta época será cuando aparecen las primeras manifestaciones conductuales locomotrices que permiten al pequeño buscar la proximidad y el contacto con su/s cuidador/es. Al principio de esta fase, el pequeño tiene un buen desarrollo perceptivo para discriminar su cuidador principal de otras figuras y, ante éste, buscará la seguridad ante aquellas situaciones que pueda sentir como amenazantes, buscando la proximidad y rechazando aquellas figuras que le sean desconocidas.

Por eso a partir de los 8 meses, cuando tiene el vínculo del apego con su persona de referencia es cuando mostrará conductas que espera encontrar la madre ahora con tan solo cinco meses: rechazo a los extraños, apego a su madre, llanto cuando se separa, … Por eso es necesario que lo entiendan y sigan aportando al bebé la seguridad, estabilidad y necesidades esenciales para que su vínculo del apego sea seguro.

Share this post
  , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =