ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

Relaciones entre compañeros de clase y los hermanos

Relaciones entre compañeros de clase y los hermanos  Cuantas veces nos hemos visto impotentes cuando compañeros de clase o los propios hermanos se pelean, se insultan, se hacen daño… y no sabes como frenar estos enfrentamientos y sobretodo prevenirlos haciendo que el ambiente mejore.

Es muy frustrante para una maestra, pero mucho más para una madre cuyas intenciones son que sus hijos se lleven bien, se quieran y se respeten. Pero debemos de ser claros, las relaciones entre las personas son difíciles y es normal que surjan los roces, los reproches, los problemas y las peleas. Esto sucede entre adultos cuanto más entre niños que no saben como manejar sus sentimientos.

Por eso, como adultos nuestro objetivo será dar herramientas a los niños para enfrentarse a sus sentimientos y aprender estrategias para solucionar los conflictos de forma pacífica y constructiva, veamos algunas de estas habilidades que podemos enseñar, tanto en el aula como en casa:

a)     Reconocer sus sentimientos.

Hay padres que no quieren enfrentarse a sentimientos negativos o dañinos entre sus hijos e intentan que no se manifiesten, pero con ello solo conseguimos albergar más rencor, antipatía, enojo… al no poder transmitir lo que sienten.

b)     Ayudar al niño/a a verbalizar sus sentimientos.

Es importante enseñar al niño/a a expresar y poner palabras a lo que siente, aceptar esos sentimientos aunque no aceptemos sus actos.

c)     Enseñar lo que sí puede hacer en vez de recriminar lo que no puede hacer.

Solemos decir a un niño lo que está haciendo mal, es lo que nos sale más rápido debido al riesgo de que haga daño a su hermanito/a pero si en vez de decir lo que no puede hacer, le informamos de cómo puede hacer las cosas le será de más utilidad y no se sentirá atacado por sus actos.

d)     Ofrecerle dibujar sus sentimientos

Hay niños menos expresivos, que les cuesta mucho más decir lo que sienten bien porque no se atreven, se sienten inseguros contándolo, sean muy tímidos, no tienen confianza para hacerlo… sea el motivo que sea si este es tu caso puedes ofrecerle un papel y lapiceros para que dibuje sus sentimientos.

e)     Fomentar la idea de equipo y no de competidores. En ocasiones para intentar avanzar en las tareas, ir más rápido, fomentar sus habilidades… les decimos “a ver quien acaba antes”, “veamos quien gana en recoger”, “hagamos una carrera a ver quien se pone antes el pijama”… esto que parece inocente puede ocasiones que los hermanos se vean como rivales, competidores, oponentes… en vez de esto podemos decirlo de tal forma que se alíen como hermanos y compañeros diciendo “vamos a recoger todo esto como un gran equipo”, “ayudémonos a ponernos todos el pijama para acabar cuanto antes”…

f)       Planifique con uno de sus hijos una sorpresa para el otro, o sorpresas entre compañeros.

Por ejemplo organizar que uno realice un dibujo para el otro, hacer un bizcocho o una tarta para su hermano con nuestra ayuda, organizar una salida, preparar un pic-nic…

g) Anotar lo que les gusta de cada hermano o compañero de clase. En ocasiones los hermanos o compañeros tienen ideas de lo que les gusta del otro (como dibujan, como se expresan, la cantidad de amigos que tienen, … ) pero nunca se dicen este tipo de cosas y no llegan a saber lo que unos piensan del otro sobre sus aspectos positivos. Es importante que podamos dar esa gran oportunidad de compartir habilidades positivas y verbalizarlas.

Estas son solo algunas pequeñas pinceladas para poder construir relaciones empáticas y afectuosas entre los niños (sean compañeros, amigos o hermanos) pero aprenderás mucho más (como controlar las peleas, como prevenirlas, como construir la llegada de un hermanito …) en el taller relaciones entre hermanos.

Comparte este post
  , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + cuatro =