ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

Movernos de la zona de confort

Los tiempos están cambiando a gran velocidad. No podemos, por lo tanto, quedarnos impasibles ante todo ello.

La inteligencia emocional, el aprendizaje digital, las capacidades sociales, las grandes diferencias personales, ofrecer y recibir respeto, manejar con coherencia las emociones, enseñar a gestionar los sentimientos,… Siendo docentes en el aula, o padres en casa, no hemos sido formados para enseñar esto a nuestros/as niños/as. Pero el hecho de no tener formación en ello no puede ser la excusa que nos haga quedarnos en nuestras estrategias y formas de intervenir ancladas en el pasado.

Ponemos en marcha acciones que conocemos porque así hemos visto o nos han enseñado. Cuando tenemos ante nosotros una situación desagradable se nos enciende un “piloto automático” que nos hace realizar criticas, reproches, sermones, juicios, castigos, sanciones, ultimatums, … porque es lo que sabemos hacer, aunque sepamos que esto no es la solución. Queremos y exigimos un respeto que no nos ganamos con estas estrategias pero es que no tenemos al alcance otra forma de actuar.

En el peor de los casos nos creeremos que estas estrategias son las únicas válidas para formar y capacitar a los menores (tanto en casa como en el aula).

Pero si tu caso, tu que me estas leyendo, es que ves que tus estrategias no funcionan, no para los niños/as de hoy en día, no para formar a niños/as con autoestima, respeto, tolerancia, asertividad, habilidades sociales, capacidad de escucha y empatía, con autonomía para resolver las situaciones del día a día,… entonces muévete de tu zona de confort, aprende otra forma de interactuar con los niños/as y jóvenes, pon todos estos conocimientos en práctica y a pesar de los comentarios negativos; ATRÉVETE A BUSCAR ALTERNATIVAS NUEVAS A TU VIDA.

Cuando estamos utilizando la misma llave para abrir una puerta, y esa puerta no la conseguimos abrir, es hora de buscar otra llave, de pedir ayuda y hacer copia de llaves nuevas para abrirla.

Es hora de no quedar impasible, de no continuar con los métodos de siempre que no llevan a nada positivo.

Nos quejamos de que no nos hacen caso, no escuchan, no terminan lo que empiezan, no se comportan con educación, no respetan al adulto, no esperan su turno, … pero estamos enseñando cómo han de hacerlo?, estamos utilizando estrategias que hagan a los niños/as aprender o por el contrario solo utilizamos 1) nuestra voz alta para recriminar lo que hicieron mal y 2) el castigo para sancionar la mala acción.

Ya esta, estas son, muy resumidamente, las estrategias que se ponen en marcha y esto no lleva a nada positivo, sin embargo no avanzamos. Somos los adultos los que debemos cambiar de formas de actuar, de enseñar otras formas de relacionarnos con los niños/as.

No sigas como la pescadilla que se come la cola, rompe el círculo, sal de tu zona de confort y atrévete a poner en práctica otras formas, otras estrategias. Si no sabes cuales, cómo, de qué forma… investiga, pregunta, … pero no sigas utilizando la misma llave, ya no abre ninguna puerta y menos la de la sabiduría, el aprendizaje, la relación y la empatía.

Irene Iglesias Ruiz

Comparte este post
  , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + 19 =