ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

La importancia de la formación continua

Siendo padres es fundamental tener estrategias empáticas, motivadoras y equilibradas para tratar a nuestros hijos/as, por que con nosotros pasan la mayoría del tiempo; y en consecuencia del trato que les demos así formaremos a personas:

–          con autoestima o inseguros

–          empáticos o narcisistas

–          caprichosos, superficiales y consentidos o sensatos

–          constantes, perseverantes y tenaces o vagos, inconstantes y derrotistas

–          motivados y seguros o esquivos y dejados

–          Respetuosos y educados o descorteses y groseros

Pero si además somos educadoras, profesoras y maestras se supone que tenemos formación (o se nos presupone dicha formación) para desarrollar buenas actitudes en nuestros alumnos, mejorar las que presenten problemas y además, aconsejar a las madres y padres cómo solucionar problemas. Pero en realidad no hemos recibido una formación encaminada a mejorar, reducir y potenciar las conductas y comportamientos que consideramos adecuados en nuestros niños y niñas.

Por este mismo motivo estamos desarrollando cursos, donde toda la formación es práctica, donde la teórica que ofrecemos es necesario conocerla para entender mejor tanto los conocimientos, el desarrollo, el funcionamiento y la forma en que los niños entiende, procesan y reproducen deseos y sentimientos.

Comprendamos que en la mayoría de las ocasiones el niño/a pequeño/a no se está portando mal, sino únicamente como corresponde a su edad. Lo que realmente sucede es que padres y maestros no tienen suficientes conocimientos sobre la conducta humana y el desarrollo infantil, asumiendo que conductas apropiadas para la edad, son malas conductas. Es deprimente comprobar como muchos niños y niñas son castigados por manifestar conductas que son apropiadas para su etapa de desarrollo.

Por eso quiero dar a conocer estrategias contrarias a castigos, sobornos, recompensas, amenazas, … tanto para niños como para jóvenes.

Y por otro lado, saber como entender, tratar, aconsejar, desarrollar una entrevista cordial y empática con las familias. Son habilidades que nos faltan en muchas ocasiones. No sabemos como abordar problemas con ellas y como cambiar actitudes preocupantes. Conocer el mensaje verbal y no verbal que debemos ofrecer a las familias en fundamental para empatizar con ellas, buscar soluciones, modificar actitudes y mejorar relaciones.

Por eso os recomiendo los cursos:

–          Manejo de la conducta infantil. Una alumna esta semana me dijo textualmente: “este curso lo debería de hacer todos los que trabajamos con niños”.

–          “Pautas de comunicación con familias”

Os puedo concretar que contenidos abordaré en dichos cursos para que sepáis si se adecua a vuestras exigencias y necesidades.

Por que un profesional ha de ser seguro y competente y esto no lo da la formación básica sino la que se va adquiriendo durante tu carrera profesional.

Comparte este post
  , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 12 =