ESPECIALISTAS EN FORMACIÓN E-LEARNING

CORKILLE BRIGGS DOROTHY (1998): El niño feliz. Su clave psicológica. Gedisa, Barcelona

CORKILLE BRIGGS DOROTHY (1998): El niño feliz. Su clave psicológica. Gedisa, Barcelona  Como conseguir que un niño sea feliz, menuda cuestión, pues esta autora lo concluye afirmando que se consigue desarrollando, creando, trabajando la autoestima del niño, parece simple pero es tan complejo que se desgrana y aborda en este libro.

Es fundamental conocerlo no solo para padres sino para los maestros, porque además de los padres, nosotras también formamos parte de los niños que van a nuestras aulas.

Es importante saber que los espejos (expresiones, palabras, comentarios,… de los que rodean al niño/a) no siempre reflejan mensajes positivos, también reflejan mensajes negativos que pueden perjudicar fuertemente el desarrollo del auto-concepto del niño. Cuando estos mensajes negativos son más frecuentes y más intensos, se ve afectado el auto-concepto del niño y éste, en vez de pensar que esos mensajes están equivocados, comienza a dudar de sus habilidades y capacidades e incluso pensar que no merece ser querido por sentirse no capaz al no llenar las expectativas de los demás.

La autoestima alta, sin llegar a ser pretenciosos, nos ayuda a actuar con mayor seguridad, reconociendo qué somos capaces de hacer y qué no somos capaces de hacer para poder pedir ayuda y por lo tanto desarrollar la autonomía de la manera más sana posible.

Una alta autoestima es la clave para SER FELIZ. Pero el exceso de elogios puede producir dependencia exterior por ellos, como lo que pretendemos es que el niño tenga confianza en él mismo es mucho más eficaz las motivaciones y estímulos en mayor porcentaje que los elogios descriptivos (uno de los principios de la Disciplina Positiva).

Nosotras como maestras, el día de mañana tendremos en nuestras manos a un número de niños cuyas vidas vamos a influenciar. Por esta razón, nos tenemos que proponer lo mismo que sus padres: que sean felices, de manera de que el ambiente de seguridad se prolongue hasta la escuela, para que ellos puedan expresar sus diferencias por medio de sus gustos y su creatividad, dándoles la oportunidad de expresarse y sentirse entendidos y escuchados.

Es probable que nuestro trabajo como maestras en el momento de formar niños con una autoestima alta sea más determinante de lo que pensamos, porque podemos encontrarnos con niños que no tengan los mejores reflejos en sus hogares, por lo que debemos ofrecerles un ambiente de amor, de honestidad, de respeto, de autenticidad y de aprecio. De esta manera, pasarán a disfrutar de la confianza para poder mostrar su propia individualidad.

Una vez que nosotras como maestras logremos esto, el proceso de enseñanza y aprendizaje se dará de una manera más exitosa y formaremos futuros adultos que serán productivos para la sociedad en todo sentido, capaces de tomar decisiones y de crear sus propias nuevas familias, asegurándonos que esa autoestima será “transmitida” a próximas generaciones: porque el que tiene PUEDE DAR.

Ya que como dice Rudolf Dreikurs “un niño con mal comportamiento o desobediente es un niño desmotivado”.

En el libro “Mi Niño Feliz”, la autora nos da todas las herramientas y estrategias que podemos necesitar como futuros padres y maestras para lograr que todos los niños que dependan de nosotros puedan desarrollar los niveles más altos de autoestima. Nos ayuda a darnos cuenta de posibles errores que cometemos dentro del aula con niños que probablemente solo están en busca de la aprobación del adulto. Pero no solo esto, sino que además nos ayuda a mejorar nosotras como personas para influir en el niño de forma positiva.

Como lectora, me sentí identificada con ciertos ejemplos, comentarios y características, y es esto lo que hace que verdaderamente el libro nos marque y podamos llevarlo a la práctica. Debemos aceptar las diferencias, saber que cada niño tiene algo que ofrecer, entender que nosotras (las maestras) somos sus modelos y manejar con éxito ese modelaje y ejemplo.

Comparte este post
  ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + dieciseis =